CHAMPAGNE DOM PERIGNON

Dom Perignon es un homenaje vivo, vibrante y constantemente renovado que evoca a Dom Pierre Perignon, el padre espiritual del Champagne. Un maravilloso logro del ensamblaje, un ajuste delicado que alcanza su equilibrio misterioso reinventando de un modo completamente inesperado la mezcla de las uvas blancas y negras de las dos variedades clásicas de Dom PerignonChardonnay y Pinot Noir.

El director desde 2007 es el enólogo Richard Geoffroy, quien ha sido Jefe de la cava y creador de  los vintages de Dom Perignon, perpetúa el espíritu de Dom Pierre Perignon desde 1998.

El Champagne Dom Pérignon es la marca de champán más célebre del mundo, debe su nombre a un famoso monje benedictino a quien se le atribuye el descubrimiento del método champanoise o la forma de creación de los vinos espumosos.

Dom Pérignon es una bodega de champagne, lo que significa que solamente se realiza en los mejores años, y todas las uvas recolectadas para la elaboración del vino fueron cosechadas en el mismo año. Busca la perfección del champagne.

El champagne es 55% Chardonnay y 45% Pinot Noir, con 7g/litro de azúcar promedio.

Los valores defendidos por la bodega son el rigor, la intuición, la observación, la comprensión, la sabiduría y el respeto, valores representados por el emblemático jefe de bodega Richard Geoffroy.

Además de la expresión de la complejidad aromática, los vinos de Champagne Dom Pérignon se caracterizan por un carácter único, precioso e indivisible. La trascendencia de los aromas deja sitio a la hermosura de los estuches de la bodega, creados por unos artistas de reconocido prestigio.

Las tres cepas primordiales de la champagne son el Chardonnay, el Pinot Noir y el Pinot Meunier y se usan para elaborar los vinos de Dom Pérignon.

Los champagnes Dom Pérignon presentan vinos sin añadas y también Vintage que sólo se elaboran en las añadas excepcionales. Dichos vinos vienen comercializados en tres etapas llamadas «Plénitudes” :

  • La primera se llama Dom Pérignon Vintage y se comercializa 9 años después de la añada.
  • La segunda alcanza su segunda “plénitude” después de 12-15 años y se llama Dom Pérignon P2.
  • La última “plénitude”,  Dom Pérignon P3, se comercializa trás 25 años. Es un vino rarísimo y excepcional, una labor de paciencia y pasión que produce uno de los vinos más famosos del mundo.